miércoles, septiembre 13, 2006

Los escombros de Dios


Autor: Scott Adams

No hace mucho leí una novelilla corta, de unas cien páginas, escrita por Scott Adams, a quien algunos de vosotros conoceréis como el autor de la tira cómica Dilbert. Por cierto, en la página web de Dilbert hay un enlace para que os bajeis la novela de forma gratuita. Eso sí, en inglés. El caso, me llemó la atención y la leí porque "Los escombros de Dios" tiene una sinopsis fascinante:

Imagine que conoce a un hombre anciano que —como usted va notando poco a poco— lo sabe todo. Imagine que le explica los grandes misterios de la vida —la física cuántica, la evolución, Dios, la gravedad, la luz, los fenómenos psíquicos y la probabilidad— de un modo tan sencillo y convincente, que todo encaja y tiene sentido. ¿Qué se siente cuando de repente se entiende todo?

Sin embargo, la explicación del anciano contiene un error. El experimento consiste, precisamente, en descubrirlo. Es posible que no encuentre aquí la respuesta definitiva a la Gran Pregunta, pero este libro puede contener la interpretación del mundo más irresistible que haya visto.”

Desde luego entran ganas de leerlo. Ganas que se multiplican al ver el grosor del libro, ya que en unas cuantas horas le das carpetazo. Sin embargo, durante la lectura no dejé de tener esa sensación de “ahora va a venir la parte buena”... que nunca llega.

Lo leí con la intención de salirme de lo convencional, de leer algo que me hiciese meditar profundamente sobre la vida, el amor o incluso lo paranormal. Pero no lo conseguí. Sentí bastante indiferencia ante las reflexiones del anciano y cuando lo terminé, lo puse en la estantería y me olvidé de él hasta hoy que me ha dado por escribir esta reseña.

Puede ser que no lo entendiese. De hecho, es un gran éxito de ventas... y también de crítica, pero no sé, a mi no terminó de convencerme.

1 comentario:

Sebastian dijo...

Si, realmente no lo entendiste.